click for Chilworth home click for DEKRA Insight home

Consultoría-seguridad-procesos

Se entiende como inertización el proceso de evitar los riesgos de incendio y explosión mediante el empleo de gases inertes. Puede reflejarse en el documento de protección contra explosiones como una medida efectiva contra los riesgos declarados en la normativa ATEX aplicable, ya que estos sistemas permiten controlar y modificar las condiciones de formación de una atmósfera explosiva mediante la sustitución de comburente (O2) por un gas inerte, generalmente N2, CO2, vapor de agua o gases nobles, ya que estos previenen que se den condiciones críticas de operación y en consecuencia los incendios y las explosiones.

El riesgo derivado del empleo de gases inertes unido al continuo desarrollo de nuevas generaciones de productos, la importancia de las tareas de mantenimiento y limpieza, y las posibles modificaciones en procesos e instalaciones, incrementan el riesgo de que se den nuevas condiciones no controladas que pueden producir explosiones. Es por ello que se hace necesario supervisar o inspeccionar, en virtud de lo reseñado por la reglamentación existente, estas instalaciones para verificar su adecuación.

A nivel internacional para el diseño, la puesta en marcha y las condiciones de funcionamiento de sistemas de inertización se aplican las guías CEN/TR 15281, VDI 2263-2:1992 “Dust Fires And Dust Explosions; Hazards, Assessment, Protective Measures; Inerting” y BGV C15.

En Chilworth hemos desarrollado procedimientos de inspección y verificación conforme a las disposiciones del informe CEN/TR 15281” Guidance on inerting for the prevention of explosions”, mediante los cuales poemos ayudarle a diseñar o verificar su sitema de inertización para que sea efectivo desde el punto de vista de la seguridad pero también del económico, ya que una práctica extendida (e inadecuada) es inertizar a porcentajes de O2 muy bajo, lo que aseguran el procesos pero incrementan enormemente los costes.